Inicio Sin categorizar Apuestas deportivas vs “apuestas” en acciones a centavo

Apuestas deportivas vs “apuestas” en acciones a centavo

0

apuestas-deportivas-1Hace un tiempo recibí una consulta donde un lector de la web me preguntaba si con las acciones a centavo se podía ganar más o menos dinero que con las apuestas deportivas. Me pareció un tema bastante curioso e interesante, así que he decidido dedicar este artículo a tratarlo con detalle.

Las apuestas deportivas son muchísimo más conocidas entre la gente de a pie que las inversiones en el mercado OTC, más aún con el reciente boom que tuvieron. Sin ir más lejos, en mi localidad inauguraron un salón de apuestas que los fines de semana hervía de bullicio con multitud de personas apostando, una gran parte de ellos pertenecientes a la franja de los 18 a 25 años que realizaban pequeñas apuestas para intentar ganar cientos o miles de euros.

¿Cómo se consigue convertir 3€ en 500€ con las apuestas deportivas? Fácil, encadenando varias apuestas, lo que se conoce como apuesta múltiple, de forma que la cuota total resultante se incrementa notablemente. ¿Y dónde está el truco? Pues que en el momento en que se falle un sólo pronóstico se pierde toda oportunidad de ganar y, por supuesto, el dinero apostado. Como hay que enlazar un gran número de apuestas (normalmente más de seis o siete) que, además, ya de por sí son bastante improbables de suceder al estar apostando al resultado más complicado, es muy fácil que alguno de los partidos nos falle.

En el caso de las inversiones en las acciones a centavo, la “apuesta” mínima es mucho mayor comparada con la necesaria para los eventos deportivos. Como ya comenté en entradas anteriores, un mínimo aceptable para iniciarse en este mundo podrían ser 300€ que es mucho más de 1-50€, la media que se gasta la mayoría de gente que realiza apuestas deportivas. Esto es un gran punto en contra para alguien que sólo quiere probarse por placer y toma de contacto, ya que no es lo mismo arriesgar 15€, el dinero que puedes gastarte fácilmente en una salida nocturna que desembolsar 300€…

Por suerte, no todo es negativo en este pequeño y particular universo financiero del OTC. A cambio de arriesgar más dinero, también se puede conseguir una rentabilidad mucho mayor. Comparemos la rentabilidad que pueden dar 300€ invertidos en el OTC en un valor o compañía que tenga unas probabilidades de “explotar” parecidas a las de una apuesta múltiple típica con la que se pretenden convertir 3€ en 500€. Así, un ejemplo perfecto para ilustrar este escenario podría ser la subida que experimentó Dewmar International (DEWM) a principios de este año, cuando su valor pasó de 0,0001$ a 0,033$, lo que significa multiplicar por 330 el valor de nuestra inversión. Esta particular historia quedó relatada en esta entrada.

DEWM 2

Si hubiéramos invertido esos 300€ en 0,0001 y hubiéramos vendido en el máximo que marcó, 0,033$, nuestros 300€ se habrían convertido en unos impresionantes 99.000€. Pero, siendo justos, es muy complicado comprar en el suelo absoluto y vender en el pico, así que un ejemplo más realista sería el de haber comprado acciones a 0,0002$ y venderlas en 0,02$, lo que aún nos dejaría un saldo de 30.000€.

Tajadas de Hacienda aparte, como podéis ver, es una revalorización tremenda si es que tenemos la suficiente sangre fría para aguantar toda esa subida sin darle a la tecla de venta. Las probabilidades de que suceda esa subida son muy parecidas a las que tendría que se cumplan los pronósticos para nuestra apuesta múltiple de ensayo.

Es verdad que si comparamos revalorizaciones relativas, la apuesta deportiva nos ha entregado una ganancia mayor, ya que hemos multiplicado la inversión inicial, 3€ del ejemplo anterior, en 500€, es decir, 166 veces la cantidad original. En el caso de DEWM, nuestro dinero se multiplicó “solamente” por 100. La gran diferencia estriba en que muy poca gente se jugaría 300€ de golpe en una apuesta múltiple tan, tan arriesgada ya que cualquier fallo nos costaría la totalidad de nuestra inversión.

En cambio, los 300€ que invertimos en el OTC no los perderíamos en su totalidad si la “apuesta” se nos tuerce. Normalmente podríamos recuperar el 50% de la inversión para este caso en el que hemos invertido en la acción a 0,0002 si vendemos en 0,0001 o incluso salirnos perdiendo tan sólo las comisiones de compra y venta, esperando un rebote de la acción hasta que llegara de nuevo al precio al que compramos. Esta es una importante ventaja de la inversión en el OTC, que nos permite volver a intentarlo algunas veces más antes de perder todo el dinero original y, al estar apostando estas cantidades, si nos sale bien de primeras la inversión y damos un pelotazo como el DEWM ya veis cuánto puede dar de sí nuestra modesta inversión inicial…

Sin embargo, las inversiones en acciones a centavo requieren un aprendizaje previo bastante mayor que el necesario para realizar apuestas deportivas. Hay que familiarizarse con una serie de conceptos importantes que, sobre todo para gente que no tiene experiencia en bolsa, les es totalmente desconocido. Incluso las personas acostumbradas a invertir en mercados más “tranquilos” tendrán que habituarse a los parámetros y “números gordos” que se manejan en este loco mercado.

Además, alguien que desea realizar una apuesta deportiva lo tiene mucho más fácil que quien planea invertir en el OTC. Para lo primero sólo es preciso una cuenta en alguna casa de apuestas y una tarjeta de crédito/débito, proceso que no demora más de 15 minutos para el registro. En cambio, para invertir en el OTC se necesita abrir una cuenta en algún broker que tenga disponibles estas acciones tan particulares y el proceso puede alargarse hasta una semana, lo que lo convierte en una gestión más complicada.

Las esperas no acaban ahí con el OTC. Otro inconveniente radica en que desde que compramos nuestras acciones pueden pasar semanas hasta que nuestra compañía se decida a moverse hacia arriba o hacia abajo. En las apuestas deportivas conocemos el resultado normalmente en pocas horas o días desde que realizamos nuestra apuesta.

A pesar de ello, se suele decir que quien la sigue la consigue. Siguiendo un aprendizaje previo concienzudo para saber dónde y en qué nos estamos metiendo, y dedicar unos días a esperar a que nos abran la cuenta en el broker, ya estaremos listos para iniciar nuestra andadura bursátil.

Como veis, no pretendo destacar ninguna opción de inversión por encima de la otra. Cada una tiene sus pros y sus contrs que podríamos resumir en una sencilla lista:

APUESTAS DEPORTIVAS

ProsContras
Pequeña inversión inicialRevalorizaciones menores
Resultado en pocas horasSi se falla se pierde toda la inversión

INVERSIONES EN EL OTC

ProsContras
Se puede recuperar parte de la inversión si se fallaPuede tardar semanas o meses en decidirse el resultado
Ganancias potenciales muy elevadasProceso de inversión más complicado (broker, más conocimientos necesarios)
Requieren de un aprendizaje previo mayor

¿Te ha gustado lo que has leído? Suscríbete para recibir los nuevos artículos directamente en tu correo.

Como mucho recibirás uno o dos emails al mes, nada que llegue a molestarte :)

Dejar una respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here